728x90 AdSpace

sábado, 7 de febrero de 2015

#Music Björk – Vulnicura (2015)

@AlejandroVilela
Vulnicura” no sorprende innovando, pero tampoco lo pretende. Si por lo general Björk suele reinventarse con cada uno de sus trabajos, no encontraremos en éste ninguna otra gran revolución más allá de la expresión sincera de sus sentimientos, relatados de un modo poco habitual dentro de su carrera. Un conjunto de 9 temas que describen cronológicamente cómo vivió el debacle sentimental y, finalmente, la ruptura con su pareja, el artista Matthew Barney. Se trata de un disco plano y transparente, apartado de ninguna otra intencionalidad ni artificialidad más que la de su sello personal.
A mi parecer, la genialidad reside en cómo cruza, con estilo, diversos recursos desarrollados a lo largo de su carrera para crear composiciones vivas. Conduce, con elegancia, melodías que se enriquecen de ritmos y sonidos orgánicos que, a su vez, se ven potenciados por esa atmósfera melódica creada; una perfecta simbiosis. Todo ello define un espacio donde escenificar un drama sentimental que se despliega, sin prisas, y que, a medida que crece, entrelaza diferentes elementos dotando de sentido completo a sus composiciones. Lo magnífico es cómo el mensaje acaba llegando a través de diversos medios. Björk no se limita simplemente a componer; cultiva melodías, manipula texturas y alimenta emociones con cuidado, cómo aquel que sabe que un jardín no se inundasino que se mima, se riega y trabaja para que crezca en todo su esplendor. Un jardín, por cierto, un tanto alienígena, como todo a lo que la artista islandesa nos tiene acostumbrados, y es que en esta ocasión se nos presenta vestida con un traje que recuerda no menos que a los maquillajes de Farscape.
Transgresora en “Post”, trobadora de la era cibernética en “Homogenic”, musa transgénica en “Médulla” o guardiana de kamis instrumentales en “Biophilia”, en “Vulnicura” simplemente nos conduce hasta el límite en que igual que juega con su imagen juega con nuestras emociones y perspectivas, haciéndonos sentir y ver lo que ella; pasas de comprenderla y necesitarla, a ser arrastrado por sus corrientes emocionales, y de oírla a oírte. Björk toca fibras que suenan, y que duelen. Disecciona su relación como aquel que disecciona un órgano en un laboratorio, y levanta tejidos cortando con sumo cuidado porque en todo momento el sujeto de estudio es un organismo todavía vivo, los sentimientos de los que habla siguen ahí. En ‘Family’ los violines cortan a modo de bisturís, y emulan el dolor que causa una disección al dejar expuesto una parte totalmente vulnerable del ser.
En ‘Black Lake’ los violines quedan sonando en solitario, dejando el tema pendiente de un hilo que fácilmente puede romperse… y por ello mantenemos el aliento hasta que se reemprende el ritmo. Una sensación que refuerza acompasando sus composiciones con beats a modo de latidos. Al parecer la herida es profunda y, todavía, reciente, pero el sujeto sigue vivo mientras el corazón no deje de latir.
El disco está repleto de una diversidad a explorar. ‘History of Touches’ cuenta con una de las letras más íntimas y comprometidas, al hablar de el vínculo carnal y emocional qu ecompartían. Resulta un tema sencillo en el que su voz es acompañada de un teclado New Age, y que contrasta con temas más marcianos como ‘Mouth Mantra’ o ‘Quicksand’ en los que la complejidad de los sentimientos y situaciones que relata se deja apreciar en su equivalente musical; algo nada fácil dada la naturaleza turbulenta de las emociones.
‘Notget’, uno de los temas más dramáticos del álbum, es el legado sonoro de “Biophilia” como también lo es de “Homogenic ”, dolorosamente disonante en ocasiones pero melódico en otras. ‘Atom dance’ está lleno de esos variados detalles, y multitud de sonidos de sintetizador que pueblan el universo sonoro al son de violines orquestales, a modo de banda sonora de documental, algo que no oía desde aquel “Bodysong” de Jonny Greenwood.
“Vulnicura” hay que abordarlo con una cierta predisposición, no son siempre temas fáciles en la primera escucha, pero es un trabajo gratificante por los muchos detalles que descubres cada vez que lo oyes, por las diferentes emociones que te provoca cada vez que lo escuchas. Nada que decir a aquellos fans que disfrutan de su universo sonoro y que darán la bienvenida a este trabajo. Lo que se me hace curioso de Björk o, mejor dicho, de algunos de sus detractores, es que hay quien dice odiarla pero no la pierde de vista. Esto es algo que dice mucho de su trabajo. Lo cierto es que despierte el sentimiento que despierte en nosotros es interesante seguir su trabajo, pues sigue en la cresta de la ola tras más de treinta años de carrera musical, reinventando y proponiendo; parece no desfallecer en su lucha por inmortalizar su disconformidad.


Como muestra les dejamos un boton en exclusivo aca en www.mgallegosgroup.cl - History of Touches 

#Music Björk – Vulnicura (2015)
  • Title : #Music Björk – Vulnicura (2015)
  • Posted by :
  • Date : 6:59
  • Labels :
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top